Parquet flotante interior de Madera sintética


Actualmente el parquet para interiores en un porcentaje muy alto, se realiza con tarima flotante de material sintético que es un tipo de suelo relativamente novedoso con una calidad visual igual que los paquetes de madera maciza, a los que supera en algunos aspectos como en estabilidad dimensional ya que por sus materiales de construcción las deformaciones producidas por los cambios de temperatura o de humedad son casi nulas si la instalación sea regresado correcta mente.
Otra de las grandes ventajas que es la de su rapidez y facilidad de instalación con un sistema de anclaje tipo clic. Es aconsejable precisamente para mantener sus capacidades técnicas de instalarlo sobre un acolchamiento de tela de porexpan y plástico que también podemos suministrar en  Fustes Gilabert.
Es un tipo de instalación que en función de la calidad del mismo ofrece una duración muy amplia.
Las piezas que componen la tarima flotante se componen de varias capas normalmente de derivados de la madera siendo generalmente la última o sea la visible realizada con resinas de melanina alta presión que llevan impreso un dibujo imitando a disversos tipos de madera consiguiendo una apariencia totalmente a madera natural.
Existen grosores de 6 a 12 milímetros y la longitud varía en función de los modelos.
En Fustes Gilabert disponemos de un amplio abanico de estilos colores y texturas incluido los de acabado con relieve que le dan a la superficie un acabado rústico. Existen acabados de diversa calidad en función del uso que se les va a conferir incluyendo suelos hidrófugos para baños y cocinas, debido a su resistencia al agua y a la humedad, también disponemos de laminados para lugares de gran concurrencia que son especiales por su resistencia a la abrasión manchas y quemaduras de cigarrillos.

En cuanto a la resistencia de los suelos se clasifican con las siguientes nomenclaturas:
AC -1, AC -2, AC -3, AC -4, AC -5, en función a su resistencia a la abrasión siendo el AC1 el menor resistente y el AC5 el más resistente.

Otra forma de clasificar las cualidades de los pavimentos laminados flotantes son:
Clase 31 -para uso doméstico intensivo y comercial moderado.
Clase 32 -para uso doméstico intensivo y comercial normal.
Clase 33 -para uso doméstico intensivo y comercial intensivo.
Clase 34 -para uso doméstico intensivo y industrial moderado.

Para garantizarse una duración muy larga de este tipo de suelos déjese aconsejar por nuestros profesionales y sobre todo tenga especial cuidado en los pasos para su instalación, con todo ello se garantizará una buena inversión en la instalación de este producto