Tablero de contachapado para exterior fenólico


El contrachapado conocido también como multilaminado es un tablero realizado con finas capas de chapa de madera en coladas entre sí de manera que las fibras de cada una de ellas queden encaradas transversalmente, utilizando para su adhesión resinas sintéticas aplicadas por termofusión y presión. Este tipo de tablero y la técnica utilizada para su fabricación mejora la estabilidad dimensional de los tableros en comparación a los de madera maciza.
Para la fabricación de el contrachapado se utilizan maderas secadas artificialmente para garantizar su cohesión y se en colaran a presión a 140° formando el definitivo tablero contrachapado.
Este tipo de tablero se puede cortar parchear y pulir en función de el uso que se le pueda dar, se presentan en distintos tamaños de tablero y también en distintos grosores, suelen hacerse en tableros de pino y abeto aún que existen una gran variedad de tipos de madera contrachapada.
 
El contrachapado también se fábrica para su uso exterior el cual lleva una serie de tratamientos dado que en su estado inicial presenta una resistencia limitada a la humedad, en el que se utilizan fenoles para su adhesión que confieren a la madera una protección contra la intemperie y la humedad y hacen al tablero muy resistente a la podredumbre y al hojeo de las capas del material, de aquí que sea conocido como fenólico.
Como ya hemos dicho es un tablero muy apto para ambientes exteriores, marinos y muy utilizado para realizar encofrados de hormigón.
Otro tipo de contrachapado muy conocido es el llamado contrachapado de aviación, un tablero muy resistente y ligero que se usó en tiempos para fabricar aviones especialmente en la Segunda Guerra Mundial con el conocido